Gestión de patrimonios

Casi todo el mundo contamos con algunas propiedades que forman nuestro propio patrimonio personal, el cual hay que gestionar. No en vano, el patrimonio no es algo inmutable e inamovible. Es más, hay que desarrollarlo para conseguir que vaya creciendo, como mínimo, que no merme y pierda valor. Y para ello es indispensable una buena gestión patrimonial, algo que todo el mundo deberíamos conocer para sacar un rendimiento mayor a nuestras pertenencias.

¿Qué es la gestión del patrimonio?

gestión de patrimonio

Cuando hablamos de patrimonio lo estamos haciendo del conjunto de bienes pertenecientes a una única persona, a varias o incluso a una sociedad, que por otro lado, es susceptible de contar con cierto valor económico. Esto implica que lo que se posee se puede cambiar por dinero, por eso la importancia de la gestión de patrimonios.

¿Quieres vivir en Andorra?

Nuestros abogados con +10 de Experiencia le ayudaran

Contactanos!

Además, la gestión de patrimonios es el manejo de dicho conjunto de bienes y en sí misma, es una disciplina que incluye la gestión de carteras, la planificación financiera, así como otros productos financieros. En definitiva, no se trata de una cuestión sin importancia en la que son varios los factores que intervienen.

Por eso, tanto las pequeñas como las grandes fortunas deben tener un mínimo de conocimientos o mejor todavía, contar con un experto en asesoramiento patrimonial si se pretende sacar el máximo rendimiento al patrimonio, o al menos, que se encuentre a salvo de cualquier imprevisto.

Pero en cualquier caso, la gestion patrimonio familiar va a depender de la naturaleza de este, ya que no va a ser lo mismo que se trate de dinero, de acciones o de fondos de inversión, por ejemplo, que de bienes inmuebles. Cada uno tiene su manera propia de gestionarse y es importante conocerlas para saber que posibilidades existen.

Los pilares de una buena gestión de patrimonios

gestion de patrimonio familiar

Una buena estrategia implementada y diseñada por un gestor patrimonial, se va a convertir en el pilar fundamental para lograr los objetivos marcados y sacar el máximo provecho a la gestión de patrimonios. De hecho, va a ser la única manera de conseguir el éxito. Pero lo cierto es que dicha estrategia siempre tiene que ir de la mano de otros pilares para que todos en conjunto, consigan hacer que el proyecto que se haya marcado llegue a término de una manera exitosa. Veamos cuáles son estos pilares:

Conocimiento. Lo que primero se tiene que tener en cuenta es el patrimonio del que se dispone. Para ello hay que llevar un análisis lo más minucioso posible del estado del mismo así como de su situación legal. De igual forma, se debe realizar un balance lo más preciso posible, del patrimonio en el que estén incluidas todas las referencias existentes sobre los activos financieros y los no financieros.

Determinar las limitaciones. Se deben conocer cuáles son las posibles limitaciones que existen, ya que es una excelente manera de conocer los posibles riesgos de la inversión. A partir de aquí, se podrá establecer un plan con el que poner límites al riesgo y al gasto. Es decir, tiene que existir lo que se puede denominar “redes de seguridad” para conseguir que el patrimonio sea lo más estable posible.

¿Quieres vivir en Andorra?

Nuestros abogados con +10 de Experiencia le ayudaran

Contactanos!

Especificar correctamente los objetivos. Va a resultar crucial hacer la mejor definición posible de los objetivos que se desean conseguir antes de proceder a realizar cualquier tipo de inversión. En la correcta determinación de estos objetivos, no solamente se tendrá que considerar cuál es la situación actual patrimonial, sino también cuáles son los riesgos que se podrían afrontar.

Un buen control. Controlar va a implicar el hecho de poder ir viendo cómo se están desarrollando cada una de las etapas de la inversión y cómo van fluyendo estas. Además, poder observar dicha fluidez va a poder dar los indicios suficientes para saber si va a ser necesario hacer algunos o muchos cambios, o por el contrario, continuar en la misma línea.

Tipos de inversiones. Por último, se debe considerar de manera muy concienzuda los diferentes tipos de inversiones que existen y cuáles son las más adecuadas para cada cliente. De hecho, dependiendo de la cantidad de riesgo que el mismo esté dispuesto a asumir, se puede optar por distintos tipos de inversión. Por ejemplo, una inversión conservadora lo que va a buscar es que el patrimonio con el que se comienza permanezca lo más estable posible.

En cambio, una inversión equilibrada tendrá como objetivo buscará una posición intermedia, es decir, intentará lograr una estabilidad entre el patrimonio inicial y entre los riesgos que se asuman. Por último, una inversión activa se va a centrar en la posibilidad de lograr la mayor cantidad de beneficios posibles. Es fundamental que se tenga claro cuál es la importancia de todas estas tareas para una correcta gestión del patrimonio. Si el mismo no es capaz de ir adaptándose a los cambios que puedan ir surgiendo, solamente se pondrá de manifiesto la rigidez del mismo y esta rigidez solamente puede llevar al fracaso. Y eso, un experto en gestión de patrimonios inmobiliarios y mobiliarios lo puede evitar.

¿Qué es un producto de gestión patrimonial?

Dependiendo de la naturaleza de los activos que se posean y de lo que se desee conseguir con ellos, será posible establecer una fórmula para sacar el máximo de la gestión de patrimonios, es decir, para protegerlo a la vez que hacerlo crecer. Dicho patrimonio puede ser tanto inmobiliario como mobiliario y un experto en gestión de patrimonios sabrá cómo tratar cada uno de ellos.

Gestión de patrimonios inmobiliarios

gestión patrimonio mobiliario

Un gestor de patrominio inmobiliario ayudará a sus clientes a maximizar el valor de sus inmuebles y darles toda la información necesaria para que estos tomen sus propias decisiones, siempre con su asesoramiento si así lo desean. A su vez se va a responsabilizar de las tramitaciones que se lleven a cabo con el patrimonio de los particulares o empresa, desde la búsqueda de nuevas oportunidades, hasta el momento en que se cierre cualquier operación.
Es decir, para responder a la pregunta qué hace un asesor financiero patrimonial, se puede decir que asesora, supervisa y toma decisiones sobre inversiones orientadas a proteger el patrimonio de su cliente y a minimizar cualquier riesgo en el que pudiera incurrir este.

Gestión de patrimonios mobiliarios

Por otro lado, están los bienes mobiliarios, que a diferencia de los inmobiliarios, pueden cambiar de espacio sin que su valor o su estructura se vea afectada. Dentro de este grupo se encuentran las obras de arte, las joyas, los televisores, los muebles, etc. Su utilidad no va a depender de dónde se encuentre ubicados y están destinados a satisfacer las necesidades de los consumidores. Un experto asesor de gestión de patrimonios sabrá orientar a sus clientes para sacar el máximo provecho de este tipo de patrimonio.

¿Quieres vivir en Andorra?

Nuestros abogados con +10 de Experiencia le ayudaran

Contactanos!

¿Qué es gestor de patrimonio inmobiliario?

asesor de patrimonio

Un gestor de patrimonio inmobiliario es el encargado de determinar de manera correcta el perfil de riesgo inversor con el objetivo de ahorrar dinero, tiempo y quebraderos inútiles, tanto a su cliente como a él mismo. Por eso, antes de comenzar cualquier tipo de operación, debe conocer el perfil financiero e incluso psicológico de su cliente. De esta manera sabrá cuáles son sus objetivos y asumir de esta manera, un tipo de riesgo u otro.

Diferentes productos de inversión dependiendo del perfil de riesgo

Un perfil de riesgo aporta al gestor la información necesaria para elegir la estrategia más adecuada al cliente. Se trata, por tanto, de una labor fundamental para conseguir los objetivos marcados y poder implementar los productos de inversión dependiendo del perfil correspondiente.

Fondos de inversión

Uno de los productos financieros que un gestor patrimonial puede recomendar a sus clientes, son los fondos de inversión. Se trata de un vehículo encargado de unir el dinero de diferentes compañías o ciudadanos para realizar una inversión de manera conjunta, delegando en la figura de un gestor, la capacidad de poder decidir dónde es mejor hacerlo.

Un fondo de inversión tiene muchas ventajas si se desea hacer una inversión a largo plazo. Una de ellas es la diversificación que ofrecen, es decir, con una única inversión se puede acceder a una cartera muy amplia, aunque eso va a depender del riesgo que se desee asumir. Por otro lado, tributan por ahorro y es posible trasladar el dinero desde un fondo a otro para retrasar el pago de impuestos, algo que la legislación española consiente.

A la hora de elegir un fondo de inversión hay que responder a una serie de preguntas, cómo por ejemplo para qué se va a necesitar el dinero, cuándo se va a necesitar disponer de esa cantidad y qué tipo de rentabilidad va a ser necesaria para lograr los objetivos marcados.

Si el dinero no se va a tocar durante un plazo de tiempo considerable, los de renta variable tienen un rentabilidad mejor a largo plazo, aunque su volatilidad es mayor. Por este motivo, si se va a necesitar recurrir al dinero en un corto espacio de tiempo, puede que no sea la opción más acertada porque es probable que haya que vender en un mal momento. En este caso, se puede optar por una opción más conservadora entre los fondos de retorno absoluto o de renta fija.

Activos financieros

asesor gestión de patrimonios

Un activo financiero es un título o una anotación contable que da al comprador derecho a recibir del vendedor un ingreso futuro. Puede emitirlo una entidad económica como empresas, gobiernos o comunidades autónomas y no poseen generalmente, un valor físico, algo que sí sucede con un activo real como puede ser una casa o un coche.

A diferencia de los activos reales, no aumenta la riqueza de un país y no son contabilizados en el PIB, aunque sí que contribuyen en el crecimiento de la economía al impulsar el movimiento de los recursos económicos. Con estos activos, un comprador logra rentabilidad del dinero invertido, mientras que el vendedor consigue financiación. En resumen, un activo financiero es un derecho que el comprador adquiere sobre un activo real del emisor, así como el efectivo que generen estos.

¿Quieres vivir en Andorra?

Nuestros abogados con +10 de Experiencia le ayudaran

Contactanos!

Una de sus grandes características es su liquidez. No en vano, se puede transformar en dinero sin sufrir ninguna pérdida. La rentabilidad es otra de sus ventajas, ya que como contraprestación por haber aceptado el riesgo de ceder su dinero, el comprador va a conseguir un interés, que cuanto más alto sea, mayor rentabilidad le otorgará al activo.

Por otro lado, los activos financieros se puede distinguir entre los que son de renta variable y los que son de renta fija. En los primeros, ni la recuperación del dinero invertido ni la rentabilidad están garantizados e incluso se puede llegar a perder la inversión. Un ejemplo de este tipo de activos son las acciones. Los activos de renta fija son los emitidos por empresas o administraciones públicas y se caracterizan por su bajo riesgo al estar respaldados por las entidades que se encargan de emitirlos. De hecho, se comprometen a la devolución del capital que se haya invertido después de un período de tiempo. Los pagarés y las letras del tesoro son ejemplos de este tipo de inversión.

Igualmente se pueden clasificar, de acuerdo al plazo de su vencimiento, en activos a corto plazo y activos a medio y largo plazo. El contrato de los primeros se amortiza generalmente en menos de un año y su rentabilidad es, normalmente, baja. En cambio, los activos a medio y largo plazo tienen una duración mayor de doce meses y presenten más riesgos. El motivo es la posibilidad de fluctuar su valor al ampliarse el plazo de vigencia.

En cualquier caso, aunque no se cuente con un gran patrimonio ni una gran fortuna, lo mejor es hacer todo lo posible por gestionarlo de tal manera que procure los máximos rendimientos y que estos perduren en el tiempo. Y para ello, es imprescindible contar con el mejor asesoramiento en cuestión de gestión de patrimonios para conocer cuáles son los productos que puedan dar mayor rentabilidad y así ayudar a crecer los bienes que se poseen. En resumen, una correcta gestión patrimonial va a ser la responsable directa de las proyecciones de tu patrimonio y de que este vaya creciendo de acuerdo a tus necesidades y objetivos.

Nuestro equipo de abogados y asesores financieros le podremos ayudar en todo el proceso para gestionar su patrimonio y incluso obtener la residencia en Andorra con mejor fiscalidad que España y tramitarle si hiciera falta el exit tax en España.

¿Quieres vivir en Andorra?

Nuestros abogados con +10 de Experiencia le ayudaran

Contactanos!

Escriba un comentario en Gestión de patrimonios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.